Seminario IV.IMPORTANCIA DE DIFERENCIAR EL ENVEJECIMIENTO SANO DE LA ENFERMEDAD EN EL ENVEJECIMIENTO

imagen11

La etapa de envejecimiento es otra etapa más de la vida del ser humano, la última, y no por ellos menos importante. Cierto es que en esta etapa se va produciendo una disminución paulatina de las capacidades y funciones del organismo, por ello las enfermeras somos responsables del fomento y promoción de un envejecimiento saludable con el fin de hacerlo lo más óptimo posible.

Es muy importante distinguir entre envejecimiento normal y envejecimiento patológico.

Por el primero se entiende aquella forma de envejecer sin que se den las enfermedades mentales o psicológicas ni que padezcan patologías del tipo físico a pesar de su avanzada edad. El envejecimiento patológico, por el contrario, se caracteriza por un envejecimiento que viene marcado por distintas enfermedades físicas y mentales.

Un ejemplo típico del envejecimiento patológico es el que se produce cuando la persona mayor padece la demencia conocida como enfermedad de Alzheimer.

images

La calidad de vida de las personas mayores va a depender del tipo de envejecimiento que tengan.

En nuestra sociedad estos dos términos se confunden constantemente y se entiende que el anciano es un enfermo, y es un concepto completamente equívoco del cual somos responsables, los sanitarios, de corregir.

Debemos de hacer ver a esta sociedad que hay y existe un sano envejecer, pues el envejecimiento no es una enfermedad, no hagamos del envejecimiento una enfermedad inventada (non diseases).j

Sin ir más lejos, aquí os dejo un párrafo de un artículo escrito en el periódico el País, la letra negrita es la reflexión que hace el autor:

“Se juntan un cardiólogo, dos neurólogos, una oncóloga y un experto en envejecimiento y ocurre que se ponen de acuerdo. No es un chiste. En ciencia a veces se dan estos milagros, como se puso de manifiesto ayer en una sesión sobre envejecimiento en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares. La mezcla de especialistas no era casual. A partir de los 75 años, cánceres, enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas representan el 61% de las causas de fallecimiento de los españoles, según reflejan los datos del Instituto Nacional de Estadística.”La idea que subyace es que el envejecimiento es, en sí mismo, una enfermedad, y que las otras son manifestaciones de una base común. Algo que geriatras y profanos sospechábamos hace tiempo

En el texto se incita a una prevención sin límites (¡incluso prevención del envejecimiento en sí mismo!), que se supone sólo tiene problemas de coste. Se infunde miedo ante el envejecer.

Aquí os dejo un enlace donde hay una reacción de Sergio Minué, profesor de la Escuela de Salud Pública de Granada,ante tamaña barbaridad:

http://gerentedemediado.blogspot.com.es/2013/06/por-que-lo-llaman-informacion-cuando.html

Lo dijo el poeta: “¿Murió? No, acabó, que empezó a morir cuando nació”.

En ese sentido somos un “ser para la muerte”. Pero llenos de vida, de salud, de amor, de amigos, de sexualidad y de sexo, de buenos y de malos ratos, y de felicidad y sufrimiento. Envejecer a partir de los 20-30 años es tener buena salud, por más que “renqueemos” de algo (hemorroides, diabetes, esquizofrenia, desempleo, psoriasis, insomnio, etc.). Envejecer es una oportunidad de disfrutar más de la vida.

ESCRIBA UNA REFLEXIÓN SOBRE QUÉ TEORÍA/AS DEFINEN MEJOR LO QUE USTED PIENSA QUE ES EL ENVEJECIMIENTO DE LAS PERSONAS.

No me defino por ninguna en especial  ya que para mí el envejecimiento es una etapa biopsicosocial de la persona, por lo que todas las teorías  confluyen en lo que para mí es el envejecimiento, aportando cada una de ellas algo imprescindible para construir mi concepto de envejecimiento.

Si hablamos de la teoría biológica, me parece que tiene mucho sostén, ya que el envejecimiento fisiológico está científicamente demostrado, aquí os dejo un vídeo ilustrativo:

Las teorías psicosociológicas para mí tienen el otro 50% del concepto que tengo de envejecimiento.

Con la vejez, las relaciones con otras personas se rompen o se alteran en calidad, por ejemplo el anciano jubilado no tiene relación en esta etapa con personas de este sector, se distancian de la sociedad y establecen otro tipo de relación con ella; al mismo tiempo su interés por la vida va disminuyendo, focalizando su atención en cosas más básicas y del día a día. El rol cambia por completo, el bienestar depende de la actividad que se desarrolle en ellos, y aquí tenemos un papel muy importante los sanitarios, ya que tenemos que animar e informar de todas las actividades de ocio que están a su alcance.imagesjj

Al mismo tiempo la vida del jubilado conlleva a tener menos ingresos. Por otro lado se viven la muerte de familiares cercanos con mucha frecuencia que en anteriores etapas de la vida, a la vez que el empeoramiento de la salud y la disminución de fuerza física marcan a la persona.

El anciano mayor debe de aprender a vivir de otra forma diferente, tienen que adaptarse a su propio envejecimiento, y nosotros tenemos un papel importante en esta etapa.

Todo esto forma mi concepto de envejecimiento.

BIBLIOGRAFÍA

Acta sanitaria[sede web].Mallorca.Juan Gérvas. 01/07/2013[fecha de acceso]. “Hay un ‘sano envejecer’, pues el envejecimiento no es enfermedad”[2] Disponible en : http://www.actasanitaria.com/opinion/el-mirador/articulo-hay-un-sano-envejecer-pues-el-envejecimiento-no-es-enfermedad.html

El gerente de mediado [sede web]. Lugar desconocido. Sergio Minué. 17/6/2013[fecha de acceso] [1] Disponible en: http://gerentedemediado.blogspot.com.es/2013/06/por-que-lo-llaman-informacion-cuando.html

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s